Calcio para embarazadas: ¿Por qué es tan importante?

Calcio para embarazadas

Durante la gestación, el calcio para embarazadas es un mineral indispensable, ya que durante este periodo las necesidades de nutrientes aumentan para mantener la salud de la madre y el feto. Por lo tanto, para asegurar la cobertura de estas necesidades, es importante tener una dieta balanceada y rica en vitaminas y minerales. 

What is it?

El calcio es el micronutriente con mayor presencia en nuestro organismo. Es importante mencionar que entre sus múltiples funciones, una de las más importantes es ayudar a darle estructura y rigidez al esqueleto y los dientes. Además, nuestro cuerpo necesita calcio para que los músculos tengan un correcto movimiento. Por lo que, consumirlo en las cantidades adecuadas, nos ayuda a mantenernos saludables.

¿Cuánto calcio necesito?

La cantidad ideal of calcio para embarazadas son 1,000 mg al día. De lo contrario, tanto la madre como el bebé pueden presentar ciertas complicaciones graves. Por ejemplo, la preeclampsia es una patología que afecta a muchas mujeres durante la última etapa del embarazo.

Este padecimiento se caracteriza por la presión arterial elevada, daño hepático y renal y, es posible que la placenta, (que le proporciona oxígeno y alimento al bebé) no obtenga suficiente sangre y recibe menos nutrientes. Por este motivo, muchos médicos especialistas recomiendan suplementos de calcio a las mujeres que no lo consumen.

Alimentos con calcio para embarazadas

Normalmente tenemos la creencia de que los lácteos son la única fuente de calcio que una embarazada puede consumir. Sin embargo, es importante mencionar que este mineral no se encuentra solamente en productos como el queso, la leche o el yogur. También existen ciertas verduras como el brócoli, la calabaza y coliflor con un porcentaje de calcio muy favorable durante la etapa gestacional.

Te compartimos una lista con diez alimentos que contienen calcio para embarazadas y su equivalencia en miligramos por cada 100 gramos:

  • Queso manchego curado= 470 mg
  • Almendras = 240 mg
  • Leche de vaca = 130 mg
  • Garbanzos = 145 mg
  • Higo seco = 167 mg
  • Avena= 80 mg
  • Brócoli = 47 mg
  • Zanahoria = 33 mg
  • Coliflor = 22 mg
  • Calabaza = 21 mg

 

en_GBEnglish