Sangrado de implantación: ¿Cómo identificarlo?

Sangrado de implantación

El sangrado de implantación es una señal de embarazo, sin embargo se calcula que solo 3 de cada 10 de mujeres lo presentaron. Es común que se confunda con la menstruación o incluso pase desapercibido. Aquí te explicamos algunas características para identificarlo.

¿En qué consiste el sangrado de implantación?

Es totalmente normal, que cuando una mujer queda embarazada tenga un ligero sangrado al que se le conoce como sangrado de implantación. Esto sucede porque el óvulo se adhiere al endometrio causando una ruptura en los vasos sanguíneos; la implantación se da entre el séptimo y octavo día después de la fecundación. Suele confundirse con la menstruación, ya que puede coincidir en la fecha y estar acompañado de algunas molestias como cólicos leves o espasmos abdominales.

 

Características y diferencias con la menstruación

La duración del sangrado de implantación depende de cada caso, puede durar horas, días o hasta una semana con manchados intermitentes. No es una regla que en cada embarazo exista este síntoma, por lo que puede no presentarse. Es común que no se den cuenta cuando suceda a menos que se lleve un control estricto del ciclo.

 

Existen características para diferenciarlo de la menstruación, por ejemplo, que este sangrado no es espeso; el color puede ser rosado, marrón o rojo pero no tan intenso. También se puede presentar junto con otros síntomas como náuseas, sensibilidad en los senos, dolor de cabeza, malestar o cansancio. 

 

Si se presentan dolores severos e inusuales como coágulos o flujo es indispensable acudir con un doctor para que detecte el problema, de lo contrario puede suceder un embarazo ectópico o alguna complicación más sería. Es importante mencionar que el sangrado de implantación no indica ningún riesgo para la madre ni para el embrión.

 

Recomendaciones

A las mujeres que están esperando convertirse en madres se les recomienda prestar mucha atención a todos los cambios que puedan experimentar, sobre todo para diferenciar los sangrados que se presenten.  Si logran identificar un sangrado con sospecha de implantación, el primer paso es realizar una prueba de embarazo. Posteriormente, cuando se tenga un positivo, lo ideal es esperar aproximadamente 15 días y acudir con un especialista para que lleve el control adecuado; con este tiempo el embarazo se podrá confirmar mediante una ecografía.

 

De igual manera si se desea aumentar las posibilidades de embarazo, es indispensable conocer el ciclo menstrual para tener presente los días de ovulación y si es posible, planificar la relación sexual. No todos los cuerpos son iguales ni todos los ciclos regulares pero suelen presentarse 7 días fértiles en todo el ciclo. Una herramienta útil son las aplicaciones de monitoreo, que ayudan a llevar una mejor planeación y a diferenciar el sangrado de implantación de la menstruación.

 

En Procrea estaremos felices de acompañarte en tu proceso y apoyarte en todo momento. Acércate a nosotros y agenda una cita, contamos con un cuerpo médico especializado en fertilidad y reproducción asistida dispuesto a resolver tus dudas.

es_MXSpanish