Embarazo ectópico: ¿Por qué sucede?

Embarazo ectópico

El embarazo ectópico sucede cuando el óvulo fecundado se implanta en la trompa de falopio u ovario en lugar de la pared del útero. Este padecimiento es poco común, sin embargo es muy importante detectarlo a tiempo para evitar una hemorragia interna, infección y en algunos casos, la muerte. Conoce todo lo que necesitas saber sobre el embarazo ectópico.

 

¿En qué consiste?

El proceso de embarazo normal implica que el óvulo fecundado viaje por las trompas de falopio para implantarse en el útero y desarrollar el embrión, en un embarazo ectópico esto no es así. El óvulo crece fuera del útero, siendo las trompas el lugar más común donde llega a implantarse, aunque también puede darse en los ovarios, la cavidad abdominal o en el cuello del útero.

 

Estos embarazos no pueden continuar debido a que los tejidos fuera del útero no proporcionan el suministro de sangre y soporte necesarios; la estructura que contiene al feto suele romperse entre las 6 y 16 semanas, mucho antes de que pueda sobrevivir por sí sólo. Si no es detectado a tiempo puede poner en riesgo la vida de la mujer.

 

Una vez que el médico especialista confirma el diagnóstico, el primer paso es obtener la ubicación del feto mediante un análisis de sangre y una ecografía, para posteriormente interrumpir el embarazo con cirugía o medicamentos.

 

Causas del embarazo ectópico

 

No siempre se sabe la causa de este tipo de embarazo, sin embargo, suele presentarse por desequilibrios hormonales, un desarrollo anormal del óvulo o daños en las trompas. Algunos otros factores que aumentan las probabilidades de embarazo ectópico son:

  • Enfermedades de transmisión sexual
  • Quedar embarazada con DIU, salpingoclasia o reversión tubárica. 
  • Endometriosis.
  • Tener un embarazo ectópico previo.
  • Ser fumadora.

 

Síntomas

Algunas de las señales que pueden advertir un embarazo ectópico se encuentran: sangrados vaginales, dolor pélvico, aturdimiento extremo, desmayos, dolor en el hombro o los comunes a un embarazo ( ausencia de la menstruación, sensibilidad en los senos y náuseas). También existe la posibilidad de que no se presente ningún síntoma hasta que la estructura que contiene al embrión se rompa, en ese momento, la mujer  sentirá un dolor pélvico intenso, riesgo de hemorragia y presión arterial baja, por ello una revisión constante puede ser clave para prevenir esta situación.

 

Sabemos que pasar por este proceso puede ser muy difícil por lo que es importante tomarse un tiempo para vivir el duelo de la pérdida. El haber tenido un embarazo ectópico no significa que ya no se pueda lograr un embarazo normal en el futuro. La mayoría de las mujeres que han pasado por esto pueden tener embarazos saludables, todo depende de la condición de sus trompas de falopio y el tratamiento que recibieron. 

 

No dudes en buscar apoyo si sospechas de algún síntoma o requieres una valoración médica. Acércate a nosotros y estaremos felices de apoyarte. Si anhelas un embarazo o has tenido un embarazo ectópico antes podemos ayudarte.

es_MXSpanish