Reflujo durante el embarazo 

Reflujo durante el embarazo 

El reflujo durante el embarazo es un síntoma común, esto se debe en primer lugar al cambio hormonal que tiene lugar en esta etapa que provoca una digestión más lenta y además, el crecimiento del útero que deja menos espacio a todos los órganos estomacales, empujando el líquido estomacal hacia el esófago, provocando acidez y reflujo. 

De hecho, este malestar es conocido como enfermedad de reflujo gastroesofágico o GERD, por sus siglas en inglés y conforme el bebé va creciendo el reflujo durante el embarazo va aumentado debido a que cada vez hay menos espacio, sumado a esto el consumo de determinados alimentos auspician la producción de ácido intestinal provocando síntomas como inflamación, gastritis, náuseas, entre otros. 

 

¿Cómo puedo evitar el reflujo durante el embarazo?

La principal razón por la que el reflujo durante el embarazo aparece tiene que ver con el tipo de alimentos que se consumen, por ejemplo, si deseas evitar este problema común te recomendamos dejar de consumir alimentos irritantes como lo puede ser el café, refrescos, chocolate, menta, naranjas, limones, tomates y cualquier tipo de salsa picante o condimentada, de igual manera recomendamos no fumar ni mascar chicle.   

Otra de las recomendaciones es hacer 5 o 6 comidas en el día con un consumo de alimentos moderada, en lugar de 2 o 3 de forma abundante, esto ayudará en primer lugar a acelerar la digestión y de igual manera tomarse el tiempo necesario para hacerlo, es decir, comer de manera lenta, durante la ingesta de alimentos procure beber poca agua, es preferible tomarla entre las comidas. Además, es muy importante que deje pasar de 2 a 3 horas antes de acostarse. Después de su comida procure caminar de forma moderada. 

Igualmente, aunque en su mayoría de las ocasiones la ropa de la maternidad es cómoda, algunas prendas ajustadas pueden aumentar estos síntomas, por eso elija prendas más bien holgadas. 

 

¿Qué puedo ingerir para combatirlo?

Aunque en el mercado se presentan distintas opciones para aliviar este tipo de síntomas, te recomendamos que no consumas ninguno que no haya sido prescrito  por un especialista, los antiácidos en ocasiones contienen medicamentos que pueden afectar al bebé. Agenda una consulta con un especialista en nutrición para que puedas llevar una dieta balanceada que te aporte los nutrientes que tú y tu bebé requieren y además, te ayude a combatir los molestos síntomas de manera segura. 

es_MXSpanish