Desequilibrios hormonales

¿Qué es?

Los desequilibrios hormonales son una de las causas de infertilidad más frecuentes, para entender mejor por qué intervienen, a continuación explicaremos, qué son las hormonas y cuál es su función. 

Las hormonas son moléculas que ayudan a llevar a cabo algunas funciones del cuerpo y a regularlas, trabajan a nivel celular, ayudan a coordinar los órganos implicados. Se transportan por medio del torrente sanguíneo para poder llegar a todas las células del cuerpo. Como ejemplo de hormonas, tenemos a la insulina, que tiene el objetivo de que los azúcares puedan ser metabolizados de manera correcta por el organismo, como ya sabemos, una falla en su producción conduce a la diabetes; otra de las más famosas es la adrenalina, que sirve para avisarnos de los peligros externos. Para el caso de la fertilidad, hay hormonas específicamente sexuales como la progesterona, estrógenos o testosterona.

Desequilibrios hormonales sexuales

Cuando se presentan anormalidades en el funcionamiento hormonal hay distintos cambios en el organismo, dejando de lado, los distintos tipos de hormonas nos enfocaremos en las sexuales, que son las que tienen relación con nuestra fertilidad. 

La FSH (hormona estimuladora del folículo) tiene un impacto directo en la formación y maduración correcta de los óvulos, si los ovocitos presentan mala calidad, es muy difícil que ocurra la fecundación y en caso de hacerlo, hay altas posibilidades de que ocurra un aborto. En el caso de la llamada hormona luteinizante (LH), es la que provoca que el óvulo sea liberado en el momento adecuado para ser fecundado por un esperma. 

Los estrógenos son responsables del correcto desarrollo de los órganos sexuales, además, están ligados de manera total con el ciclo menstrual, por lo tanto, si se presentan alteraciones puede existir falta de menstruación o anovulación, lo que impediría un embarazo.

La progesterona, por su parte, es la responsable de brindar las condiciones ideales en el cuerpo femenino para que pueda darse un embarazo, por ejemplo, es responsable de la formación del endometrio, lugar dónde se implanta un embrión. 

Los desequilibrios hormonales de alguna de estas, indudablemente compromete nuestra fertilidad. Por ejemplo, son responsables de padecimientos como el Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP), sufrido por un porcentaje considerable de mujeres en edad fértil. 

En el caso de los varones, la más importante es la testosterona que se relaciona con la formación de espermatozoides. En las mujeres también está presente pero en una cantidad menor, de igual manera, cumple el objetivo de regular el deseo sexual. 

 

¿Qué puedo hacer?

Cuando tratamos este tipo de desórdenes, es necesario trabajarlos de manera multidisciplinaria, si aún no tienes un diagnóstico o no sabes cuál es el siguiente paso, acércate a PROCREA, agenda una cita con nuestros expertos. Podemos ayudarte.

Platica con nuestros médicos

    Female doctor and patient in protective masks talking at clinic. Client receiving consultation from medic at hospital